«

Dic 20

6 consejos evitar aumentar de peso en Navidad

Las fiestas están llenas de magia, amistad y mucho amor. Pero estaría mintiendo si dijera que las vacaciones son un momento fácil para mantener una alimentación saludable y evitar el aumento de peso. Con todos los deliciosos alimentos y bebidas que nos rodean, puede ser tentador consumirlo todo de una sola vez. Sin embargo, comer sin ninguna estructura o pauta puede resultar excesivo.

Aquí tienes unos pequeños consejos que te ayudarán a no terminar las fiestas con esos kilos de más.

Come solo cuando tengas hambre.

Esto suena como algo obvio, pero es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Durante las vacaciones, nos rodeamos de comida, ya sea en el trabajo o en casa. La gente siempre comparte sabrosos postres y platos, y puede parecer imposible rechazarlo. Pero si escuchas tu cuerpo, te dirá cuándo realmente necesita comida o si estás aburrido o estás respondiendo a un antojo.

Antes de comer, prueba a beber un vaso de agua. Puede que te sorprenda la frecuencia con la que confundimos sed y hambre. Si llegas al punto en que tienes suficiente hambre como para comer una manzana, entonces sabes que estás realmente hambriento. Seguir esta regla evitará comer en exceso, y puede ser especialmente útil cuando estás en un evento en el que te encuentres rodeado de comida. Si aprendes a escuchar a tu cuerpo, descifrarás cuando realmente necesitas comida y cuando no.

Nunca vayas a una comida sin comer algo antes.

Ir a una fiesta hambriento es un error de novato. Cuando llegas a un evento con estómago gruñendo, lo más probable es que tomes malas decisiones. Incluso si va a haber comida en la fiesta a la que voy, asegúrate de comer un tentempié rico en proteínas antes de salir. Esto te mantendrá lleno y saciado, y puedo ser más objetivo con lo que comes.

Ignora los comentarios de la gente sobre mis opciones de alimentación.

En todas las reuniones suele haber un amigo o un miembro de tu familia al que parece molestarle tus elecciones dietéticas. Seguro que te preguntan por qué no estás comiendo dulces o tomando una cuarta copa de vino. Recuerda que no importa lo que otras personas digan. Todo lo que importa al final del día es que te sientas lo mejor posible y que estés satisfecho con tus elecciones.

Con cada vaso de vino, toma un vaso de agua.

Es fácil olvidarse de mantenerse hidratado cuando te estás divirtiendo, pero cuando consumes alcohol y casi nada de H2O, corres el riesgo de sentirse deshidratado y hambriento. Esta combinación a menudo conduce a comer en exceso. Al beber un vaso de agua con cada bebida, puedes controlar el ritmo y pensar inteligentemente sobre la comida que elijes comer.

Lleva un registro de tu ingesta de proteínas a lo largo del día.

El hecho de que te estés de celebración no significa que tengas que olvidarte por completo de tus macros. No pienses en la cantidad de calorías o carbohidratos que tomes todos los días durante las fiestas (la vida es demasiado corta y el pan es demasiado bueno), pero debes hacer un seguimiento de tu ingesta de proteínas. La proteína te hace sentir lleno y saciado, y también es un nutriente necesario para mantener tu cuerpo preparado para un entrenamiento improvisado.

Aléjate de los alimentos envasados y procesados.

No es necesario que te prives de un dulce, pero cuando es del tipo industrial, repleto de todo tipo de conservantes e ingredientes extraños que no reconozcas, pasa. Opta en su lugar por dulces caseros. Preferible si están hechos con ingredientes integrales, así tu cuerpo podrá procesarlos mejor.

Espero que con estos consejos te ayuden a terminar las navidades como las empezaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>